La hospitalidad de los marroquíes

Mucho he escrito ya sobre mi aventura en Marruecos, aunque aún tengo muchas más que contar, y es que una experiencia de este tipo da para mucho. Sin embargo, hoy quiero hacer y compartir una reflexión sobre la hospitalidad de sus gentes. Y es que es innegable la cantidad de prejuicios que existen respecto a los marroquíes, pero lo cierto es que si de algo tienen también buena fama es de saber atender mejor que nadie a sus invitados.

En mis cuatro semanas recorriendo el país pero durmiendo en casas y con familias locales, me sentí súper bien atendida, agasajada y aceptada como una más. Algún problemilla aparte que tampoco es necesario estar recordando, lo cierto es que la mujer marroquí te abre las puertas de su casa, te ofrece su mejor comida, te pide que te sientes a su lado en la mesa y trata de hacer tu estancia lo más agradable posible. Sobra decir que no te dejará fregar los platos, o recoger la mesa.

A veces pienso cuánto recorte debería coger más de un español a este respecto jeje Y es que los marroquíes son diferentes en muchos aspectos, y algunos deberían servir de inspiración.

Deja un comentario