Las gargantas de Vintgar, la excursión por excelencia desde Bled

Bled es el epicentro turístico de Eslovenia y además de su precioso lago y las actividades que se pueden realizar en sus alrededores, una de las visitas “obligadas” es la de las gargantas de Vintgar, muy cerca de Bled (a unos 4 km), una de las zonas naturales más bonitas del país.

Es muy fácil llegar, pues está bien señalizado (si no, basta con que metas la dirección en tu GPS: TD Gorje, Podhom 80, Zg. Gorje, 4260 Bled), y en la misma puerta hay un enorme aparcamiento de tierra donde dejar el coche. Si no quieres hacer una hora de cola para comprar el ticket, mejor que vayas por la mañana temprano, nosotros no tuvimos que esperar, además de que es mucho más cómodo recorrer el sendero sin tanta gente alrededor, porque es algo estrecho.

Es muy llamativo que, aún para ser agosto, y sólo a primera hora, una curiosa niebla recorría la superficie del río… así que nuestro pateo arrancó con ciertos aires de misticismo. Nada más entrar al desfiladero de Soteska Vintgar te sorprendes… Puentes colgantes sobre el río, galerías… un paisaje único en el que adentrarse por un estrecho sendero, de 1,6km de largo, que a nosotros nos llevó como unas 3 horas (habíamos leído que es posible hacerlo en hora y media pero nosotros nos lo tomamos con calma, para sacar fotos, grabar, sentarnos a disfrutar del paisaje…)

El camino no se hace nada monótono, porque es espectacular. Te pararás una y mil veces a sacarte fotos, te tropezarás con el de delante y con el de detrás, tendrás que esperar a hacerte un hueco en el puente para tu ansiada foto… pero lo más importante es que, al margen de todas estas turistadas que tanto nos gustan, respires ese aire puro, te dejes arrullar por el ruido del río, y te sientas cual enano entre tanto gigante montañoso… Pocas veces puede uno disfrutar de pateos así, en un entorno tan increíble como éste.

Y por si todo lo que te he contado fuera poco, aún hay más, finalizando el sendero, aparte de encontrarte con un bar con terraza y baños (que para qué engañarnos, un descansito a estas alturas viene de lujo), unas escaleras te llevan hasta la cascada Šum, de 26 metros de altura. Aquí ya lo de darte un baño o no dependerá de tus ganas, pues el agua está fresquita y apetecible.

Finalizado el sendero tienes dos opciones para volver: salida larga por Santa Catalina (el problema será el coche) o volver por el mismo sendero camino arriba hasta la puerta de entrada. Nosotros optamos por la segunda opción y volvimos sobre nuestros pasos mientras en silencio y con la respiración algo entrecortada (sí, las subidas siempre son más duras jeje) nos despedíamos de este precioso rincón natural, dispuestos a seguir explorando un país que desde el primer día nos había conquistado!

Aquí tienes el mini video de nuestra aventura en Vintgar:

2 comentarios en «Las gargantas de Vintgar, la excursión por excelencia desde Bled»

Deja un comentario

✈viajES
EN GRUPo

✌ TAILANDIA SAME SAME BUT DIFFERENT

VERANO 2022

¡Sawadee Ka! 🙏

Anímate a descubrir conmigo la nueva Tailandia post pandemia: una Tailandia sin masificaciones, con una naturaleza más linda que nunca 😍 ¡Una Tailandia que, así como está ahora, sólo se vive una vez en la vida! ☘

Y vamos a disfrutarla con un súper viaje en grupo de 14 días que no vas a poder olvidar, lleno de aventuras muy auténticas 🎒 y muchas sorpresas y regalos 🎁