El Teledisko de Berlín, de cabina telefónica a discoteca

La discoteca más pequeña del mundo se encuentra en Berlín y está en el interior de una cabina telefónica. Sí, lo que lees. No hay DJ ni bar, pero te prometo que es una de las experiencias más divertidas y surrealistas que puedes vivir en la capital alemana.

El aforo es limitado. ¡Pues claro! es una fiesta exclusiva. Aunque todo dependerá de lo apretado que se quiera estar. Sinceramente, dudo que quepan más de 4 o 5 personas ahí dentro, y menos si lo que quieres es desfasar un poco y bailar como si nadie te estuviese viendo. Mola, no?

¿Cómo funciona? Te lo explico. Lo primero es elegir la música. Para ello, el Teledisko tiene una pantalla exterior con conexión a Spotify para que puedas seleccionar el artista y canción que más te guste. Eso sí, previo pago de unos euros. El precio varía, desde los 2 euros, según tus apetencias: sólo música, música y fotos o música y video. Una vez pagues, la puerta se abre automáticamente. ¡Que empiece la fiesta!

En el interior una máquina te da la opción de ambientar la disco, bien con luces estroboscópicas o con humo, entre otras opciones. Y en el techo una pequeña cámara gran angular se encarga de capturar la escena para que lleves el mejor recuerdo de tu fiesta.

El artífice de la idea

El alemán Benjamín Uphues fue un visionario total. El tipo se dio cuenta de que ya nadie usa las cabinas de teléfono y encontró una manera efectiva de darles una segunda vida y uso. Para este proyecto, nacido en 2014, se inspiró en fiestas y festivales. Dio en el clavo, no crees? ¡Hay hasta colas para entrar al teledisko los fines de semana! Es barato, divertido y está bien equipado. ¡Ya me gustaría a mi traerme un teledisko a Canarias!

Dónde encontrarlos

En Berlín hay 3 telediskos. Dos de ellos están fijos y un tercero es portátil. El primero, el Teledisko Gold, está ubicado en uno de mis espacios socioculturales favoritos: Raw, en el barrio turco. Aunque siento comunicarte que cuando fuimos estaba rota.

El segundo teledisko, en el que dimos rienda suelta a los bailes y cánticos al más puro estilo reguetonero, está en Holzmarkt. Nos costó un poco encontrarlo, pero el espacio es pequeño, explora bien que darás con él. Te dejo abajo su ubicación en Google Maps para que llegues sin problema.

El tercero (al que no pudimos ir por falta de tiempo) estaba por Herrfurthplatz.

Una discoteca itinerante

Si no pudiste entrar al teledisko en Berlín, o no tienes pensado viajar a la capital germana, no te preocupes, porque hay 3 cabinas discotequeras que se van moviendo por el mundo.

La iniciativa, llamada Pop Into Berlín, y puesta en marcha por el gobierno alemán, trajo en 2016 el Teledisko a España, concretamente a Madrid (en Malasaña), y ha ido recorriendo infinidad de ciudades por todo el globo.

¿Te animarías a irte de fiesta así? Te garantizo que te va a gustar!

Si quieres conocer más lugares chulos en Berlín, te dejo por aquí mi post de Berlín en 3 días. Del centro a los barrios (visitas imprescindibles)

Deja un comentario