Morro de Sao Paulo, un paraíso brasileño

Si me preguntan qué fue lo mejor del viaje a Salvador de Bahía, en Brasil, sin duda alguna diría que Morro Sao Paulo. Esta pequeña isla me enamoró perdidamente.

Para los que buscan un lugar paradisíaco, perdido de la civilización y el mundo, Morro de Sao Paulo no será el sitio indicado, pues es uno de los principales enclaves turísticos de Salvador. Pero es precisamente eso lo que hace que me guste más. Hay ambiente, hay vida, fiestas, gente joven, gente guapa, pero también familias, parejas… Todo tiene cabida, sea cual sea tu plan de vacaciones, en Morro encontrarás el lugar idóneo para disfrutarlo.

Alojamiento

En la isla encontrarás multitud de posadas donde hospedarte. Nosotros nos quedamos en el Farol de Morro, en la playa 1. Un lugar increíble. Las habitaciones pequeñas pero con unas vistas de película. Quisiera despertarme así todos los días de mi vida. Además, como la isla no es muy grande, elijas la zona que elijas, estarás cerca de todo.

¿Qué hacer en Morro?

1. Disfrutar de sus playas: La primera playa es pequeña y justo en ella cae la famosa tirolina de Morro. La segunda es más grande y bastante turística, llena de chiringuitos y hamacas. La tercera es más tranquila, para cuando se busque más relax y desconexión, y la cuarta igual, con unos preciosos corales, que forman piscinas naturales y que la hacen idónea para actividades de buceo.

Hay más playas, algo más lejanas e inaccesibles, ideales para explorar si dispones de más tiempo y ganas. Por eso es que dos días no son suficientes para disfrutar de la isla al cien por cien.

2. Practicar deportes acuáticos: nosotros nos animamos a hacer paddle surf y snorkel, que lo cogimos allí mismo con la empresa Coraltur, donde nos trataron maravillosamente bien. También nos animamos con el buceo, de la mano de Sharks actividades subacuáticas. La verdad es que fue la primera vez en mi vida que hacía buceo, y la verdad es que me dio algo de miedo. Es muy difícil, más de lo que parece, pero es una experiencia muy chula. Primero dimos una clase teórica de media hora o así, luego al día siguiente hicimos prácticas en una piscina, donde nos enseñaron a manejar el equipo y a comunicarnos debajo del agua con el monitor, y luego nos lanzamos al mar. Lo cierto es que apenas pasamos de la orilla de la playa, pues tampoco teníamos mucho tiempo porque teníamos que coger el barco de vuelta a Salvador, pero aún así fue increíble.

3. Tirolina (tiroleza): En este post os cuento esta divertida y única experiencia!

4. Espectáculo de capoeira en el Teatro: Morro no sólo ofrece actividades diurnas, sino también nocturnas, y qué mejor opción que un espectáculo de capoeira en un sitio único como el antiguo teatro de la isla. Ubicado en lo alto de la colina, hay que caminar más de media hora para poder llegar, aunque casi la mitad del trayecto son escaleras, y no está asfaltado, es arena (de playa), así que mejor ir en cholas o chanclas. Pero bien merece la pena ir. Es mejor comprar la entrada abajo en el pueblo e ir sobre seguro.

5. Compras: el centro del pueblo está lleno de pequeñas y coquetas tiendas donde encontrarás bikinis brasileños, cholas de playa, toallas, bisutería, etc. Nosotras nos animamos a comprar unos preciosos pañuelos a un precio muy bueno. A ver si llega un poco más de calorcito a Canarias y puedo estrenarlo para enseñarlo!

6. Restaurantes: Las opciones son muy diversas, hay restaurantes por todos lados, muy guapos y en plena playa. Y lo que no puedes perderte es tomar un cocktail en la terraza que está justo encima del puerto. Creo que es uno de los atardeceres más mágicos que puedas vivir en la isla… y con buena compañía y bebida en mano… una experiencia increíble!

7. Festivales

Justo el día que partíamos de Morro de vuelta a Salvador comenzaba un súper festival de verano. No soy capaz de expresar la pena tan grande que sentí por tener que perdérmelo. Así que si tenéis la posibilidad de cuadrar una visita a Morro con algún festival, no lo dudéis. De todos modos, durante el resto del tiempo hay multitud de fiestas a las que asistir.

Como curiosidad os dejo esta foto de un lugar que consiguió realmente sorprenderme y los seriéfilos fans de Breaking Bad me entenderán 😉

1 comentario en «Morro de Sao Paulo, un paraíso brasileño»

Deja un comentario