Visitar Gante en un día

Cualquier viaje a Bruselas se convierte en la ocasión ideal para hacer una visita a una de sus ciudades cercanas: Gante. Una ciudad universitaria, con mucho ritmo y con muchos atractivos, aunque nosotros sólo dispusimos de un día para recorrerla, pues cogimos una excursión de ida y vuelta con guía con la empresa Buendía Tours (fundada en Bruselas por una pareja de españoles muy majos) Pero sinceramente, fue tiempo suficiente para poder visitarla sin prisas. Y encima el tiempo nos acompañó, algo que para no suele ser muy habitual en pleno mes de marzo. Parece que el calorcito siempre nos acompaña en todos nuestros viajes! jeje

Como cualquier ciudad europea, Gante sorprende a cada paso, con una arquitectura bellísima y muchas terrazas y cervecerías donde disfrutar de una de las casi 3.000 variedades de cervezas con las que cuenta Bélgica. Sin embargo, hay ciertos puntos de especial interés, y si no dispones de todo el tiempo del mundo, ya sabes, ve un poco a tiro hecho, que lo bueno es que todo está más o menos cerquita:

1. Iglesia de San Nicolás: es una de las más antiguas de la ciudad, y en su exterior cuenta con un pequeño parque de césped en el que a la tarde se congregan decenas de estudiantes a pasar el rato disfrutando del sol.

2. Campanario Belfort: las mejores vistas de la ciudad las tendrás desde aquí. La entrada cuesta 6 euros, y si eres menor de 25 tan sólo 2 euros.

3. Catedral de San Vabón: es uno de los símbolos de Gante, merece la pena la visita, incluso al interior, pues alberga la famosa obra de la Adoración del Cordero Místico. A nosotros nos pilló en obras de restauración, con la fachada llena de andamios, por eso ni os pongo foto 🙁

4. Plaza Korenmarkt: pasea por esta concurrida plaza, pero también siéntate en alguna de sus muchas terrazas a comer o tomar algo. Es un lugar lleno de vida.

5. El puente sobre el río Lin y con las vistas de las tres torres: una de las estampas típicas de Gante es desde este punto, con las torres de San Nicolás, Belfort y San Vabón al fondo, que le han valido a la ciudad el sobrenombre de la ciudad de las tres torres. Por las tardes cientos de estudiantes se concentran también en esta zona alrededor del río, para leer, comer, o sencillamente pasar el rato.

6. La Plaza del Viernes y la cervecería del zapato: la plaza en sí no tiene nada, turísticamente no es en sí un gran atractivo, pero como te va a pillar de paso, localiza en uno de sus laterales esta cervecería, famosa no sólo por su amplia variedad de cervezas, sino porque como fianza tendrás que dejar uno de tus zapatos, que se colgará en una cesta del techo hasta que pagues tu bebida cuando llegue la hora de marcharte. Sí, como te imaginarás, es muy original y divertido. Y oye, cuidado con las jarras de cerveza que son peligrosas y sales de allí haciendo eses sin darte ni cuenta! jeje

7. La lonja de la carne y la cervecería más pequeña: otro sitio curioso. La lonja es otro sitio curioso que bien merece la visita, con mucha actividad y encima ubicado en pleno centro. Justo en el exterior se encuentra la cervecería más pequeña, un edifico bastante antiguo y muy curioso con una coqueta terracita. Y también en esa zona, justo enfrente, tiene lugar una de las tradiciones más inusuales que he conocido nunca: las farolas de la calle se encienden parpadeantes cada vez que nace un bebé en la ciudad! Según nos comentaron, tampoco se encienden mucho porque la natalidad es bastante baja, pero igual da la casualidad de que estás por allí y pasa! Pues ya sabes por qué!

8. El Castillo de los Condes: era uno de los sitios que más ganas tenía de conocer. Había visto fotos realmente impresionantes de este lugar. No sé si fue por las obras o por el cansancio que ya llevábamos en el cuerpo, pero me desencantó un poquito. Es muy bonito, y la verdad es que ni siquiera llegamos a entrar, pero me esperaba algo mucho más impresionante. Aún así, como todo está muy cerquita, lo visitarás igualmente.

2 comentarios en «Visitar Gante en un día»

  1. Gante es increíble, yo tuve la suerte de quedarme allí porque Bruselas estaba lleno y fue un acierto, por la noche es espectacular, cenar o tomarte una cerveza junto al río cuando acaba el día es como estar dentro de un cuento, el paisaje cambia totalmente, la iluminación y las torres, los edificios, todo el conjunto crea una atmósfera muy especial y relajante

    Responder
    • La verdad es que Bruselas nos gustó mucho también, pero dedicarle unos cuantos días a Gante sería buena opción, y a tiro de piedra de Bruselas y también de Brujas (que me quedó pendiente para otro viaje jeje) un besooo

      Responder

Deja un comentario