Tour en helicóptero en Toronto

El tour en helicóptero sobrevolando Toronto fue de las mejores experiencias que vivimos durante nuestro viaje por la costa este de Canadá. Pero, te confieso, que también ha sido hasta el momento el mejor paseo en helicóptero que he hecho nunca. Así que si estás planeando actividades para tu viaje a la urbe, espero que este post contándote nuestra experiencia, te anime a embarcarte en esta excitante aventura.

Si me conoces, seguro que ya sabes que soy una amante de las vistas desde las alturas (en nuestro road trip de 24 días por la costa este cogimos 2 helicópteros y 1 hidroavión jeje), así que de antemano tenía más que decidido que quería hacer un paseo en helicóptero.

Encontrar información y experiencias de otros viajeros no fue fácil, no es tan común como en otras ciudades como Nueva York, pero no desistí. Y al fin me topé con la empresa. Aquí está, masticadito y envuelto para regalo: Toronto Heli Tours.

Contactamos con ellos vía mail para hacer la reserva y después de decidir el día y hora del tour, nos dieron instrucciones de cómo llegar al sitio. Te cuento: los vuelos salen del aeropuerto Toronto City Centre. Se trata de un pequeño aeropuerto para vuelos regionales ubicado en las islas de Toronto. Una vez que llegues al borde del puerto tienes que entrar por un túnel que pasa por debajo del lago y te lleva directamente allí.

Una vez en la terminal, tienes que salir y rodearla pasando los hangares, hasta que te encuentres con un pequeño edificio de oficinas. La señalización no es buena. Nosotros tuvimos que preguntar varias veces hasta que por fin pudimos dar con el sitio.

Una vez en Heli Tours, el personal, súper amable por cierto (y eso que llegábamos con bastante retraso), nos explicó todo, y nos cobró. La verdad es que está bastante bien de precio. Podría decir que el más barato que he hecho. Tienen varios paquetes, el más sencillo, de 6 a 8 minutos, cuesta 99 dólares canadienses, y el de 12 a 14 minutos, 194 dólares. Luego nos pasaron a una sala donde nos dieron unas tablets para visionar un vídeo explicativo y de seguridad.

Como éramos 4 personas y los tour son para máximo 3, tuvimos que hacerlo por separado. Ricky y yo fuimos los primeros. El helicóptero era pequeño y cómodo. El piloto iba delante y nosotros nos sentamos en los asientos de atrás. Nos pusimos el cinto, nos colocamos los cascos y… a volar!

Se notaba ligero y se movía suavemente. La primera impresión fue alucinante, empezamos a ver el lago Ontario a nuestros pies y nos dirigíamos de frente a la ciudad. Cada vez cogíamos más y más altura, yo estaba embobada pegada a la ventanilla viendo la CN Tower a mi lado. De repente, una suave maniobra de giro me dejó casi acostada, a no sé cúantos pies de altura, sobre el lago… y entonces… pfffff… nos metimos de lleno sobre los edificios! estábamos sobrevolando la ciudad!!!

Llegamos a la CN Tower y parecía que casi podíamos tocarla… y giramos alrededor de ella!!! Dios mío, el corazón se me salía del pecho! no podía con todo! quería verlo, pero grabarlo con la cámara, y al tiempo sacar fotos, y por qué no, grabar algún story para instagram también!

No podía quitar los ojos de aquel paisaje! me reía y me reía, pero al tiempo quería llorar de emoción! Viva la combinación de la adrenalina y la emoción! Ricky y yo nos mirábamos con cara de alucinados! no dábamos crédito a lo que estábamos viviendo!

Los enormes rascacielos parecían piezas de lego a nuestros pies, pero al mismo tiempo la ciudad parecía no tener fin, y el Lago Ontario lucía más grandioso que nunca!

Te aseguro que fueron 15 minutos súper intensos, tanto que hasta se me hicieron cortos! Volvimos al aeropuerto y bajamos cual niños el día de Reyes. Gracias! Era lo único que podía decirle al piloto y a todo el personal. Gracias! Increíble!

 

Deja un comentario