Visita a Hopewell Rocks y las mareas más altas del mundo

Hay un sitio donde tienen lugar las mareas más altas del mundo: Hopewell Rocks, en la costa este de Canadá, concretamente en la zona de New Brunswick. Un lugar que es impresionante no sólo porque sus aguas pueden llegar a superar los 20 metros, sino porque han ido esculpiendo un precioso y espectacular paisaje natural.

Los roques que se agrupan a la orilla se han ido erosionando por la acción del agua, con sus incesantes subidas, adoptando la forma que tienen actualmente, más delgados por la parte baja, y más altos por arriba.

Esos gigantes de piedra convierten este lugar único en un paisaje de postal. Desde que vimos fotos de este sitio en Internet, teníamos claro que ésta era una de las visitas imprescindibles de nuestro road trip por la costa este. El problema es que no está muy cerca del resto de sitios que se suelen visitar normalmente y mucha gente no lo incluye en su ruta, así que casi sin información del tema, nos lanzamos a la aventura y trazamos una ruta que nos permitiera aprovechar los km para visitar también algún otro atractivo de la zona. Eso sí, era requisito indispensable dormir la noche antes lo más cerca posible para llegar al parque de Hopewell Rocks por la mañana y aprovechar el día.

El Parque de Hopewell Rocks está muy bien acondicionado para la visita. El ticket se compra en la entrada, a 10 dólares canadienses. Hay baños, tienda, cafetería, zonas de picnic y áreas específicas para fumar.

Hay un sendero muy cortito que te llevará a algunos miradores y también por el interior de un pequeño bosque hasta el punto de acceso a la arena.

Comprobar las mareas

Antes de visitar Hopewell Rocks entra en la página web del parque para conseguir toda la información que necesites, y no olvides revisar el calendario de mareas. Lo ideal es llegar con la marea baja, que es cuando se puede caminar por la zona, y luego, tras la visita, poder apreciar la velocidad a la que ha subido el agua. Cuando está en su punto más alto, no se puede bajar, puesto que el agua lo cubre todo.

Nos cogió un poco de mal tiempo, nos llovió un poco, así que no estuvimos todo el tiempo que nos hubiese gustado estar. Pero en apenas una hora y media o dos horas, pudimos apreciar lo rápido que subía el nivel del agua. En las fotos se aprecia este hecho:

Foto de cuando llegamos al lugar.

Foto del lugar cuando nos marchamos.

Es importante llevar calzado apropiado, puesto que el suelo está húmedo y con tierra lo mejor es llevar zapatillas de deporte.

Cambio del huso horario

Si visitas esta zona, ten en cuenta que tiene un huso horario diferente, una hora menos con respecto al resto de ciudades (Toronto, Montreal o Quebec). A nosotros nos cogió por sorpresa, aunque tampoco supuso mucho traspiés en nuestra planificación.

Otra visita en la zona:

 

La Magnetic Hill:

Habíamos leído algo sobre una carretera magnética en la zona, y como teníamos tiempo no quisimos dejar pasar la oportunidad de visitarla.

La Magnetic Hill está ubicada en Moncton, a unos 45 minutos del Parque Hopewell Rocks. Se paga 1,50 dólares y te dejan pasar con tu coche, explicándote cómo debes hacer para apreciar este curioso efecto óptico.

Subes el coche hasta la pendiente de la carretera, pones el punto muerto y lo dejas caer hacia atrás. Lo que vas a percibir es que en vez de estar bajando estás subiendo en marcha atrás. No es un sitio magnético en realidad, sino que se produce un efecto óptico muy curioso. Nosotros probamos dos veces, a la primera nos costó un poco percibirlo. Lo más fácil es ir delante o al volante, puesto que desde atrás no se aprecia bien.

En torno a esta carretera magnética se ha montado toda una infraestructura turística. Desde una tienda de regalos, hasta un zoológico llamado Magnetic Hill Zoo, un campo de golf con el mismo nombre y hasta un parque acuático.

Visitar Hopewell Rocks fue una experiencia increíble, no sólo por adentrarnos en una zona menos turística y conocida de la costa este canadiense, sino por experimentar y contemplar un fenómeno único en el mundo. Es imposible no sucumbir al encanto de un lugar tan bonito como éste. Además, nuestra ruta por toda esta zona de NewBrunswick fue genial y descubrimos otros paisajes y otra personalidad diferente a lo que habíamos visto hasta el momento. Fue la etapa de mayor aventura de nuestro road trip.

Si quieres saber más sobre nuestro viaje a Canadá, te dejamos aquí todos los post que hemos publicado del road trip.

1 comentario en «Visita a Hopewell Rocks y las mareas más altas del mundo»

Deja un comentario